Ultrasonido

Los ultrasonidos son ondas vibratorias y sonoras de distintas frecuencias no dolorosas y que aportan diferentes beneficios comprobados como:
Aumento del riesgo sanguíneo.
Efecto analgésico.
Relajación muscular.

Por lo que se puede trabajar en una amplia gama estética y terapéutica como:
Celulitis.
Acumulaciones de grasa localizadas.
Trastornos circulatorios localizados.
Penetración más eficaz de productos a la dermis.

Los ultrasonidos también activan el drenaje linfático y la permeabilidad de la piel, por lo es excelente en los tratamientos post operatorios.